...

¿Qué distingue la astrología del Tarot y otras disciplinas esotéricas?

¿Qué distingue la astrología del Tarot y otras disciplinas esotéricas?
marzo 13, 2023
Autor: David Bustamante S.
Con base en sus fundamentos, la astrología no entraña nada esotérico ni oculto. Como la medicina, la psicología forense y la meteorología, sería una ciencia no exacta.

Contexto

Aunque pueden resultar efectivos, el Tarot y la numerología no se desprenden del mundo natural. El primero constituye una baraja de naipes a la que el consultor sensible o perceptivo apela para que lo asista en la interpretación o dilucidación de un concepto, ya fuera un sueño o un hecho en particular, entre otros objetos de consulta, y la numerología establece o extrae significados aparentemente ocultos en los números, es decir, significados difíciles de auscultar o inferir a simple vista, pues parecería descansar en estados cuánticos de la materia. Sin querer desviarnos tanto, sépase que cualquier realidad puede ser expresada matemáticamente, desde el movimiento hasta el ADN. Dicho sea de paso, el alfabeto original (1500 a.C.) [1] tiene una inspiración genética [2] ¿o no son veintidós letras las que lo componen y veintidós los aminoácidos cuyas cadenas forman las proteínas de las cuales está constituida la vida en la Tierra? [3] Sobrada razón tiene entonces la Biblia hebrea cuando advierte: «La vida y la muerte están en la lengua» (Proverbios 18, 21). Esta afirmación, la que pareciera haber sido compuesta en sentido figurado o alegórico, quizás no lo sea. A propósito, el autor del sexto libro de CRÓNICAS DE LA TIERRA señala: “Quizá sea hora de tomarla literalmente: la lengua de la Biblia hebrea y el código genético de la vida —y la muerte— del ADN no son sino las dos caras de una misma moneda.”[4]  Como bien advirtiera el matemático, físico y astrónomo pisano Galileo Galilei (1564-1642): «Todas las verdades son fáciles de entender una vez descubiertas; la tarea estriba en descubrirlas». ¿Cómo, empero, habrían descubierto los humanos del siglo diez antes de Cristo dicho conocimiento, tanto ese como muchos otros de índole astronómica y cuya utilidad les era claramente cuestionable?  Sería porque no fueron ellos los responsables de la producción de ese conocimiento, como, seguramente, tampoco de las pirámides.

Pues bien, la astrología, por su parte, al desprenderse del mundo natural, Ptolomeo y otros (árabes) la consideraron, precisamente, una ciencia natural. Los antiguos del Indostán, por su parte, la definían como “la ciencia de la luz”. La astrología se ocupa del estudio del hombre y sus sucesos con relación al cosmos. En este sentido, busca determinar la manera en que el arreglo específico de dos luminarias (luna, sol) y ocho planetas con relación a un punto específico de la superficie de la Tierra (un nacimiento, por ejemplo) influye en el curso de los acontecimientos en virtud de una presunta relación astrofísica (de la misma manera en que la energía lumínica desigual entre los hemisferios produce las cuatro estaciones). El mecanismo de acción a través del cual los cuerpos celestes o sus rayos cósmicos nos alcanzan (como nos alcanzan los del sol y, a los organismos marinos y cuerpos de agua en general, los de la luna) todavía es objeto de debate. No obstante, y a diferencia de los experimentos estadísticos absueltos hasta la fecha (los que no han reunido nunca los requisitos que las leyes de la disciplina exigen, concentrándose solamente en el signo solar de cada quién, entre otros emplazamientos aislados), la astrología (que no es el horóscopo del periódico) ha podido constatar patrones del comportamiento humano (tanto individuales como colectivos) que coinciden con patrones o arreglos planetarios específicos (entre tales estudios figura el último absuelto por el estadístico Michel Gauquelin).

La astrología no solamente interesó a hombres de ciencia como Galileo y Bahe, Kepler y Newton, o Ptolomeo, sino que algunos de ellos fueron también astrólogos, por no mencionar a algunos de los grandes escritores de la literatura universal, como Fernando Pessoa, y se piensa que el Premio Nobel de Literatura portugués José Saramago, así como uno de los más insignes literatos barrocos del Siglo de Oro, Calderón de la Barca, igualmente, sin descartar a García Márquez, quien en su Cien años de soledad hace insistentes alusiones no solamente a la astrología sino también al Tarot.

Aplicaciones y dimensiones

La astrología cuenta con múltiples aplicaciones y posee una dimensión teórica y una práctica. Entre las aplicaciones se encuentra la astrología natal, horaria, electiva, médica, mundana y meteorológica.

La astrología natal (carta natal) estriba en conocer al individuo y su carácter, sus tendencias cognitivas y del comportamiento, entre otras, e igualmente las de su futuro (profesional, amoroso, familiar u otro) con base en lo anterior. La astrología mundana, por su parte, se concentra en el colectivo o la comunidad, nación o país y su administración política y/o judicial, propensión a cambios o golpes de Estado, rebeliones o revoluciones y desarrollos científicos, económicos o tecnológicos. De ahí que tienda a tomarse como punto de partida la hora y la fecha y el lugar de la firma de la declaración de independencia o de la entrada en vigor de su Constitución Política, según el caso (habiendo a veces controversia, como en Colombia). La astrología horaria o interrogativa (según así fuera distinguida durante el periodo alejandrino o helenístico) descansa en poder dar respuesta a una pregunta específica nacida también en un momento específico, tomándose entonces la hora y el día y el lugar de donde se encontraba la persona a quien lo invadió dicha pregunta (normalmente precedida de una reflexión o preocupación). Funciona entonces como una especie de oráculo, mas no adivinatorio sino informadamente especulativo, a estrecha semejanza del oficio del meteorólogo con relación al clima o del oncólogo con relación al pronóstico de vida del paciente a la luz de la evidencia o los resultados de los exámenes. Así, puede determinarse, con su respectivo margen de error, la naturaleza, el desarrollo y el desenlace del asunto que ocupa la mente del interrogador (cliente). La astrología electiva (o inceptio o katárquica) es aquella que busca determinar el momento astrológico más oportuno o propicio a propósito del desarrollo o el inicio de una empresa, cualquiera fuera (celebración de un contrato matrimonial o de compraventa, emprender un viaje o hacer una transición o mudanza, someterse a una cirugía, etcétera). La astrología médica, a su turno, pretende poder ofrecer información sobre la propensión del individuo a una u otra enfermedad, dolencia o padecimiento con base en la integridad física y metabólica del individuo según su carta natal. Asimismo, el periodo más probable a contraer cualquiera fuera la enfermedad a la que presuntamente es propenso, etcétera. Por último, la astrología meteorológica no es nada más que aquella que busca determinar los periodos del tiempo más propicios a propósito de la siembra o de la cosecha. Sabemos que en ello intervienen variables meteorológicas como la humedad y la temperatura, pero también variables astronómicas –que se traducen en astrológicas– como las fases de la luna en combinación con la época o la temporada del año, que no es otra cosa que la posición de la Tierra con relación al sol, etcétera.

A propósito de la dimensión teórica de la astrología, esta reside en estudios e investigaciones (o debates) tanto sobre sus múltiples aplicaciones como sobre el mecanismo de acción a través del cual opera, si bien pocas se han absuelto en esto último, en parte debido a que todavía no goza del interés de la ciencia oficial como una vez gozó, figurando, incluso, como carrera en prestigiosas universidades e institutos de Europa. Su dimensión práctica, baste decir entonces, no es otra que el ejercicio interpretativo en cualquiera de sus ramas, las antes descritas.

Aunque la astrología médica y horaria, así como la electiva, constituyen diferentes especialidades, durante una consulta o asesoría astrológica natal se espera que el astrólogo pueda ofrecer luz sobre aspectos clínicos igualmente y, si es posible, también responder preguntas horarias o electivas, ya que informan el análisis del individuo. No obstante, es preciso contar, en el primer caso, con alguna formación en medicina (así fuera autodidacta) para poder traducir el lenguaje astrológico en lenguaje clínico. Si no sabemos dónde se ubica el páncreas, por ejemplo, que es detrás del estómago, difícilmente sabríamos que guarda relación con Cáncer (en parte, también Virgo). Si no sabemos que es una glándula, tampoco podríamos considerarlo parte del aparato endocrino y, por consiguiente, desconoceríamos que también guarda relación con los signos endocrinos (Cáncer, Escorpio y Piscis), así como con la luna (regente del signo de Cáncer, precisamente).

La astrología, contrario a una creencia bastante popular, incluso entre astrólogos, no es ni entraña, en modo alguno, nada esotérico, adivinatorio u oculto. Vernos obligados a observar un procedimiento que responde a una realidad física tanto para producir una astrografía como para leerla o interpretarla, excluye dicha posibilidad. De la misma manera en que el abogado o el médico no puede violar las reglas de juego del proceso judicial o de la cirugía, tampoco el astrólogo. Tampoco el escritor las reglas gramaticales que rigen el idioma. Cuando un médico cirujano, un abogado o un psicoanalista e, incluso, un escritor o novelista o poeta, es también perceptivo o psíquico, no decimos que la medicina, el Derecho o la psicología, o la poesía, es una ciencia esotérica. En todas las disciplinas existen profesionales con aptitudes particulares que les permiten ir más allá de lo que su ciencia u oficio, por sí mismo, permite o hace posible. Eso no quiere decir que su aptitud caracterice la disciplina. Desde luego, es común ver a personas sensibles o clarividentes interesarse en la astrología (debido a su naturaleza geocósmica, es decir, a que busca determinar la influencia del cosmos sobre la vida en la Tierra), lo que hace parte de la razón de sus aciertos y, en casos poco comunes, hacen o pueden hacer los mejores astrólogos (al igual que, en los ejemplos anteriores, los mejores cirujanos, abogados o psicoanalistas, o poetas). No obstante, también es cierto que no son pocas las ocasiones en que logran sus aciertos a expensas de una formación adecuada, lo que conduce a aserciones disparatadas sobre la disciplina que el público general confunde o asocia con la astrología.

Es necesario desmentir estos y otros prejuicios.

________________________________

[1] Época aproximada del Éxodo. Véanse Éxodos 35,27-28; 17,14; 24,4 y 24,7; 8,15. En especial, Éxodo 32,16-17 e Isaías 45,11.

[2] Existen referencias mesopotámicas, jeroglíficos, por ejemplo, donde se ilustra con claridad suficiente la cadena de ADN, entre tantas otras cosas aparentemente tecnológicas, lo que ha provocado el interés no solamente de ufólogos sino también de historiadores y arqueólogos. No olvidemos, además, que el Génesis bíblico tiene su origen en el «Enuma Elish» (Epopeya de la Creación) mesopotámico. La versión bíblica es una reducción de dicho texto sumerio. Véase el artículo Enuma Elish — The Babylonian Epic of Creation — Full Text (de Joshua J. Mark) publicado el 4 de mayo de 2018 en la World History Encyclopedia, de la fundación World History, patrocinada por la UNESCO.

[3] Escribir con letras y contar con números era un ejercicio sinónimo. De hecho, la gematría, es decir, el método a través del cual se le asigna un valor numérico a cada carácter del alfabeto hebreo (para interpretar nombres, palabras y frases hebreas) tiene un origen asirio-babilónico, y los griegos perpetuaron la práctica.

[4] Zecharia, S. (2003). El código cósmico. Ediciones Obelisco. Barcelona, España. págs. 140-141.

www.sagittariusdb.blogspot.com

Can Uranus, Neptune, and Pluto be relevant to clinical diagnosis?

David Bustamante S.

Astrology can help achieve accurate clinical diagnoses. Psychiatric, neurological, and psychological knowledge, however, is needed in astrology, and vice versa.

Everything’s been said and nothing’s been done

David Bustamante S.

Learn about the current state of astrology and what the future looks like. According to the author, there is both need and reason for hope.

How to check the validity of derived analysis?

David Bustamante S.

Learn what derived analysis is, how to conduct it successfully, and what the possibility of establishing an imaginary birth chart depends on.

¿Cómo comprobar la validez del análisis derivado?

David Bustamante S.

Conoce qué es el análisis derivado, cómo hacerlo con éxito y de qué depende la posibilidad de establecer un mapa natal imaginario.

Criteria for a house system

David Bustamante S.

Learn the criteria that should be taken into account when using or prescinding from a house system, whatever it may be.

Criterios con relación a un sistema de casas

David Bustamante S.

Conoce qué criterios debemos tener en cuenta a los fines de utilizar o prescindir de un sistema de casas, cualquiera sea.

La eclíptica según el Dr. Weiss (1940), y The Wave Theory en Hand y Addey (1982)

David Bustamante S.

Conoce la explicación del Dr. Weiss con relación al Zodiaco tropical (eclìptica terrestre) y consultaos la teoría de onda según Robert Hand

Synopsis of our next title

David Bustamante S.

Learn what our next publication in January 2024 is about: the scientific basis of the astrological symbols

Synopsis de notre prochain titre

David Bustamante S.

Découvrez le sujet de notre prochaine publication en janvier 2024 : sur les fondements scientifiques des symboles astrologiques.

Sinopsis de nuestro próximo título

David Bustamante S.

Conoce de qué tratará nuestra próxima publicación en enero de 2024: sobre la base científica de los símbolos astrológicos.

Anthony Louis: “[…] rulers of signs contained within a House also serve as rulers of that House”

David Bustamante S.

Learn, in brief, the implications of quadrant House systems versus those of Whole Signs in this commentary.

Anthony Louis: “[…] regentes de signos contenidos dentro de una casa también rigen esa casa”

David Bustamante S.

Conoce, resumidamente, las implicaciones de los sistemas de casas cuadrantes versus las de los signos enteros en este comentario.
Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.